El TC afronta una semana decisiva para el devenir de la consulta

La tortuosa andadura política y judicial de la Ley de Consulta se enfrenta esta semana a uno de sus momentos más decisivos si, como todo apunta, el Tribunal Constitucional decide tomar en consideración los recursos de inconstitucionalidad del Gobierno socialista y del PP, y anula y prohíbe la consulta prevista para el 25 de octubre. Los magistrados del alto tribunal inician hoy las deliberaciones sobre la ley aprobada por el Parlamento Vasco y las mantendrán durante varios días.

Previsiblemente, el pleno resolverá la cuestión para antes del día 15, ya que las partes -Gobierno español y PP, por un lado, y Gobierno Vasco, por otro- así lo solicitaron en sus recursos. La propia Ley de Consulta fija ese día como fecha límite para convocar la consulta, por lo que, de no haber un fallo del TC, se mantendría la suspensión de seis meses activada de manera automática desde el mismo instante (15 de junio) en que el Gobierno, a través de la Abogacía General del Estado, impugnó la ley. Por lo tanto, el TC tiene hasta el 15 de diciembre de este año de plazo para dictar su resolución, aunque esta posibilidad es muy remota.

Sea cuando sea, todas las partes dan por hecho que el pleno del tribunal decretará inconstitucional la iniciativa de la Cámara vasca y, por tanto, prohibirá la celebración del plebiscito. En cualquier caso, los partidos que la apoyan aguardarán hasta el próximo lunes para emprender la vía judicial europea, La jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) establece que los demandantes deben haber agotado todas las vías judiciales del Estado al que pertenecen antes de recurrir ante Estrasburgo.

Serán los partidos los que recurrirán ante el TEDH en una única demanda en la que pretenden incluir a todos los ciudadanos vascos que lo deseen. A fin de encauzar la fórmula para dicha demanda masiva, los partidos que forman el tripartito y Aralar volverán a reunirse el próximo viernes, día 12, para concretar el texto de la misma. Fuentes del tripartito señalaron ayer que el manifiesto de adhesión y el trámite será sencillo y requerirá tan sólo que los ciudadanos faciliten sus nombres, apellidos y DNI como respaldo a la iniciativa.

4 comentarios:

garazi dijo...

Os aconsejo la lectura del Izaronews y del artículo firmado por un tal BOST sobre la cofradía de San Roque en Llodio. ¡De dónde habrá salido semejante carca y facha! Se ve que es amigo de Arzalluz, de Arrate y ferviente defensor de la consulta. Sólo le falta reivindicar el Rh, ya que la marginación de la mujer en su pueblo la reivindica sin rubor.

¿Por qué no hacemos una consulta en todo Euskadi sobre la conveniencia de mantener a las mujeres en la cocina en Llodio? ¿No somos un pueblo milenario? ¿Qué hay de malo en ello?

davichu dijo...

Con permiso;

Creo que lo que debería hacer el Lehendakari es olvidarse de CONSULTAS ILEGALES, disolver el parlamento, convocar ELECCIONES LEGALES y de ese modo dar la palabra a la gente para que expresen su DERECHO A DECIDIR cambiar, de una buena vez, el gobierno en la C.A.V.

Anónimo dijo...

Davichu, ¿tú no seras del PSOE?

davichu dijo...

Y usted de quien es? Anónimo??

Mire yo no tengo ninguna afiliación política, soy absolutamente independiente en mis opiniones y no rindo pleitesia a ningún grupo más o menos uniformado.

Me rijo por el sentido común y por mis ideas, nada más.