El verano que se va y el otoño que se presiente (V)

Del blog Gaztelugatxe

Con tanta ensoñación soberanista nos hemos olvidado de releer el Estatuto de Autonomía de Gernika y en particular de ejercitar desde el gobierno y la actividad política el mandato del artículo 9 que marca los derechos y deberes “fundamentales” de los ciudadanos vascos y las responsabilidades de los poderes públicos vascos:

a) Velar y garantizar el adecuado ejercicio de los derechos y deberes
fundamentales de los ciudadanos.
b) Impulsar particularmente una política tendente a la mejora de las condiciones de vida y trabajo.
c) Adoptar las medidas que tiendan a fomentar el incremento del empleo y la estabilidad económica.
d) Adoptar aquellas medidas dirigidas a promover las condiciones y a remover los obstáculos para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean efectivas y reales.
e) Facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social del País Vasco.
En este inteligente artículo lleno de humanismo y actualidad política se concentra tarea de gobierno para el próximo otoño y para realizarla junto con los ciudadanos implicandolos y movilizandolos, en particular los apartados d) y la c).

El primero porque ante todo es la PAZ y la libertad de las personas y cualquier acción desde el gobierno debe buscar claramente ambos objetivos. Que no haya ningún ciudadano vasco amenazado, que no haya representantes del pueblo vasco con escolta, que terminen los ataques a los proyectos y empresas que suponen progreso para Euskadi, que no se contemporice con los boicoteadores, que no se utilice la violencia de otros como ejercicio de contrapoder e imposición.
El segundo porque estamos a lo que nos toca, enfrentar la crisis con medidas nuevas, con austeridad y sin ejercicio tripartidista del gobierno. Con cohesión institucional y recuperación del dialogo social y empresarial. Con una decidida y eficaz política de inversión pública en servicios públicos e infraestructuras.

Aquí no estamos para mover nogales ni proporcionar coartadas a nadie, ya que para que se nos respete como pueblo y se nos reconozca tenemos que tener y creer en nuestro propio proyecto político y no reinventarlo cada día.

Diógenes Navarro Bigarrena

2 comentarios:

garazi dijo...

Dicen que dicen que hay preocupación máxima en el EBB. Ibarretxe podría rechazar su candidatura a lehendakari. Parece que se le han puesto condiciones (lógicas por otro lado) para su candidatura, igual que a Garaikoetxea en diciembre de 1983 (disciplina).

Al igual que entonces, parece que el candidato no va a tragar, y va a aprovechar para decir que se va a casa e intentar chantajear al EBB. ¿Se sublevarán la bases como aquel enero de 1984 que obligó al EBB de Arzalluz a envainársela y aceptar a Garaikoetxea como candidato a lehendakari?

Yo creo que no. Las bases mayoritariamente respirarán aliviadas pensando que han conseguido quitarse de encima al que nos ha llevado a las puertas de la oposición. Pero estoy dolida porque, aunque sea con otro candidato, veo difícil la posibilidad de reconducción. No hay tiempo. Así que no frenaremos el desastre. Además, los Egibar, Arzalluz y compañía le echarán la culpa al nuevo candidato, cuando el responsable de este gran fracaso será Ibarretxe. Así, aunque parezca contradictorio, prefiero que el candidato sea ÉL y se coma todo el marrón. ¡IBARRETXE CANDIDATO!

Anónimo dijo...

E.A.J.-P.N.V.de1984 (ENERO) no era el de Arzalluz.El Presidente en aquel momento era un hombre con dos c.....que se llama Román.
En todo lo demás,estoy de acuerdo contigo Garazi.