Ibarretxe emplaza a Zapatero a negociar el acuerdo sobre el derecho a decidir

El lehendakari Juan José Ibarretxe emplazó ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a negociar antes del 27 de junio un acuerdo político sobre el derecho a decidir de la sociedad vasca y su incorporación al ordenamiento jurídico. La oferta se realiza en vísperas de la visita de Zapatero a Euskadi, a la Fiesta de la Rosa que este domingo celebran en el BEC de Barakaldo los socialistas vascos.

Mediante una entrevista ofrecida a la radiotelevisión pública vasca, Ibarretxe formuló una propuesta concreta para negociar con Zapatero un acuerdo político inspirado en las bases de las conversaciones mantenidas en el santuario de Loiola por representantes de PNV, PSE y Batasuna en otoño de 2006 en el contexto del alto el fuego permanente de ETA. El lehendakari propone al presidente del Gobierno que en este nuevo acuerdo - «abierto a la negociación», matizó- se incorpore un compromiso entre ambos para liderar el proceso de paz y normalización. En primer lugar, para proceder al final dialogado de la violencia si se dieran las condiciones inequívocas en ETA de querer abandonar las armas. La segunda, entre todos los partidos, sin exclusiones, para negociar un nuevo marco político y en el plazo de dos años, someterlo a referéndum en ausencia de violencia. «No estoy dispuesto a aceptar que lo que Zapatero estuvo dispuesto a hablar y firmar con ETA y Batasuna en Loiola, no lo acepte, hable y firme con el lehendakari y las instituciones vascas», señaló Ibarretxe. Lo contrario, a su juicio, sería «entregar a ETA el protagonismo y el timón de la política vasca», manifestó.

Ibarretxe reiteró en la entrevista su voluntad de llevar el acuerdo sobre ambas claves «el principio ético y el principio democrático» al Pleno del Parlamento Vasco el 27 de junio para su ratificación y confío en que ninguna formación política -ni PSE ni EHAK ni PP- se opongan a la iniciativa. Según recalcó, si la Cámara legislativa vasca diera el visto bueno, tanto él como el presidente del Gobierno convocarían conjuntamente una consulta popular el 25 de octubre para su aval en la sociedad vasca. En su opinión, esta convocatoria es perfectamente «legal y legítima» y consideró que son «mentiras» los argumentos que asocian la pregunta a un proceso secesionista o hacia la independencia. «Tenemos capacidad para preguntar a la sociedad vasca», destacó, «lo que ocurre es que hay miedo a lo que se conteste».

La oferta del lehendakari, recogida en un documento de trabajo enviado en las últimas horas a la Presidencia del Gobierno, se sustenta procedimentalmente en la hoja de ruta planteada en el Parlamento Vasco el pasado septiembre y en el modelo desarrollado en las conversaciones de Loiola en otoño de 2006, que se plasmó en un preacuerdo fraguado entre representanets del PNV, PSE y Batasuna. Aquel documento de trabajo abogaba por sendas reformas del Estatuto de Gernika y del Amejoramiento foral de Navarra en sendas mesas de diálogo en ausencia de violencia para incorporar la capacidad de decisión a partir del reconocimiento del actual ordenamiento jurídico-político.

El preacuerdo - finalmente rechazado por Batasuna- reconocía la «identidad nacional del Pueblo Vasco», consideraba que Euskal Herria era «una realidad conformada por vínculos sociales, lingüísticos, históricos, económicos y culturales» y manifestaba que «las decisiones sobre su futuro político que adoptase libre y democráticamente la ciudadanía vasca serían respetadas por las instituciones del Estado». Dichas decisiones, según aquel borrador, se adoptarían en ausencia de cualquier tipo de violencia y coacción «siguiendo las normas y procedimientos legales y respetando los métodos democráticos, y los derechos y libertades de los ciudadanos».

«La hoja de ruta está absolutamente abierta a la negociación y la flexibilidad será cuando estemos sentados en una mesa», indicó también el lehendakari, convencido de que la fecha de su entrevista con el presidente del Gobierno se ha concretado una vez que ha enviado una propuesta por escrito al presidente y ha trascendido públicamente. «Estamos dispuestos a hacer movimientos pero encontramos un muro contra el diálogo», reiteró.

En su propuesta, Ibarretxe ofrece a Zapatero realizar una declaración conjunta que exija a ETA el cese de la violencia para la puesta en marcha de un final dialogado si se dieran las condiciones establecidas en el acuerdo del Congreso de los Diputados de mayo de 2005 que posibilitó las conversaciones con el Gobierno si se acreditaban las señales inequívocas de la organización terrorista de querer dejar las armas.

El segundo pilar que sustenta la oferta es un compromiso para abrir un proceso de diálogo político entre todos los partidos, incluida la izquierda abertzale, para alcanzar en el plazo de dos años un nuevo acuerdo político de convivencia que sería sancionado en un referéndum por la ciudadanía vasca en un escenario en ausencia de violencia. Este emplazamiento al pacto ya formó parte en esencia de la hoja de ruta anunciada por el lehendakari el pasado septiembre en el Parlamento.

Con este anuncio, Ibarretxe pretende que Zapatero se retrate sin dilación y muestre si tiene o no voluntad política para plantar las bases de un nuevo acuerdo de convivencia en el País Vasco. Ante el posible emplazamiento del presidente de buscar primero un consenso interno en Euskadi, Ibarretxe se mostró tajante y destacó que su hoja de ruta «es un acuerdo de vascos» como lo fue el nuevo Estatuto político aprobado por mayoría absoluta por el Parlamento Vasco, y cuya admisión a trámite fue rechazada en 2005 por el Congreso de los Diputados, según aseguró, «con un portazo». En ese sentido, recordó el «cepillado» al que fue sometido el proyecto de Estatut catalán para denunciar la falta de voluntad negociadora del Ejecutivo central.

Aunque el lehendakari mostró también su deseo de agotar la legislatura, no descartó un adelanto de las elecciones autonómicas si su proyecto no obtiene la mayoría en el Parlamento. En cualquier caso, Ibarretxe manifestó su agradecimiento al PNV, EA y Ezker Batua por brindar su respaldo a su estrategia y aseguró que cuenta con la fórmula del tripartito para el futuro.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Lehendakari aurrera.
Zurekin gaude.

Miren Estibalitz dijo...

Lehendakari aurrera. Mutriku aldetik guztiok gaude zureki, eta jarraitu zure proiektuarekin.

Anónimo dijo...

ARI,ARI,ARI,
IBARRETXE LEHENDAKARI
AURRERA IBARRETXE!!

nekane dijo...

El lehendakari estuvo elegantisimo en su respuesta a los sucios ataques de la viuda de Ordoñez.Esa señora deberia saber que fue ETA quien desgraciadamente mato a su marido,no el lehendakari.Este le respondio de cine.

Ku ku dijo...

¿Alguien desconoce en este país lo que Zapatero le va a responder al Lehendakari? ¿No, verdad? Todo el mundo sabe que le va a contestar que no. Pues entonces...¡qué cojones andáis con esos grititos de ánimo!! ¿Qué pretenden ser? ¿Autoafirmaciones ciegas? ¿desahogos nerviosos?

Si no vamos a tener más remedio que convocar de mala manera unas elecciones en las que no nos va a votar ni el pupas porque habremos aburrido a todo el mundo.

davichu dijo...

No le animen tanto. Ibarretxe es un cadáver político desde hace tiempo.

Pero, ¿De verdad piensan que el Presidente del Gobierno va a admitir estas propuestas?

El presidente del Gobierno le va a decir a Ibarretxe lo que le ha dicho otras veces, que se vaya a Vitoria a hablar con las demás fuerzas políticas vascas, que lleguen a un acuerdo, lo aprueben en el parlamento y después se lo presenten al Congreso de los Diputados donde reside las SOBERNIA NACIONAL DE TODOS LOS ESPAÑOLES, vascos incluidos, por supuesto.

Lo que está planteando Ibarretxe, primero, no se lo cree ni el, y segundo es ilegal, por tanto lo que procede es que Ibarretxe se vaya a su casa a ver la tele o a hacer ciclismo los domingos y convoque elecciones inmediatamente.

Anónimo dijo...

Lehendakari Jauna, nora zoaz?
Ez zara konturatu azken hauteskundeen emaitzak ala?
Ez dakit non bizi zaren.......ilargian?
Euskal Herriko errealitatea, tamalez, ez da zuk esaten duzuna.
Zurekin nago baina, momentuz ez da garaia kontsulta egiteko.
Betidanik E.A.J. alderdia alderdi "posibilista" izan da. Hau izan behar da gure erronka.
Ondo izan

Ondo izan

Txentxo Himalaian dijo...

Alderdian bertan dituen otsoekin ez zaio denbora gehiegi geldituko proiektua aurrera eroateko...

Karmel dijo...

El titulo de este post es muy evocador. Y poético: "Ibarretxe emplaza a Zapatero a negociar el acuerdo sobre el derecho a decidir". Podría ser: "Ibarretxe emplaza a la luna a salir de día y no de noche". O podría ser: "Ibarretxe emplaza a un peral para que no de peras, sino ciruelas". O podría ser: "Ibarretxe emplaza a un perro para que sea un okapi"

¿Pero no se da cuenta de que la política no es ni evocación poética, ni voluntarismo ciego?

Anónimo dijo...

Me an dicho k oy, en Euskaldna el Lenda a dicho k su plan es cuestion de guebos. Tiene guebos.

saseta dijo...

Ibarrtxe es lehenkari por que para ello le eligiocomo candidato EAJ-PNV en su momento y asi lo ha querido la sociedad vasca que el dio un amplio respaldo.
Al que no le guste, esta en su derecho de decirlo y tambien esta en su derecho de coger los batulos e irse para su casa. La propuesta del Lehendakari, es un apauesta del partido , asi lo recoge la ponencia politica del partido, el derecho a decidir es irrenunciable y si el partdo no lo reclamara estaria renunciando a su propia alma.
Y colorin colorado, al que no le guste que se vaya porque el cuento se ha acabado.

Anónimo dijo...

y tanto que se ha acabado.

Susaeta dijo...

Saseta el inquisidor define los límites de la ortodoxia jeltzale en unos términos que parecen tomados de las reglas que aplicaba José Stalin en el Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética. Al que no le guste, "que se vaya". Esto es así y "el cuento se ha acabado".

Me temo que dentro de pocos meses nos daremos cuenta de que, efectivamente, el juego "se ha acabado". Todos los líderes del partido, desde el propio Sabino Arana hasta Arzalluz creían en el derecho a decidir (no así enunciado, por cierto, que parece que se quiere ocultar algo impresentable tras palabras bonitas) pero no se sintieron en la necesidad de gestionarlo políticamente de un modo tan torpe. Pero ahora, de repente, esta manera tan poco inteligente de gestionar el derecho a decidir, se ha convertido en algo irrenunciable, que determina quien es un autentico abertzale, y quien un simple michelín. Vale. Ajuriaguerra fue un michelín, pero salvó al partido durante una dura clandestinidad. Ahora, los auténticos abertzales se van a cargar al partido en pleno periodo democrático.

El cuento se habrá acabado, pero como no acabe bien, habrá responsables. Espero que esta vez sí, no como en la época de Lizarra, asuman sus culpas y se vayan a sus casas. O a militar a la Izquierda Radical que se dice abertzale.

Anónimo dijo...

Susaeta,zurekin bat nator bete,betean.
Mesedez ez ixildu.
Gora Euzkadi askatuta.