No hemos sabido explicar la consulta ni a la sociedad ni al propio partido

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, cree que hay que abrir una nueva etapa para «explicar mejor» a los vascos y dentro del propio partido la consulta defendida por el lehendakari. El objetivo es frenar la «desorientación» y «la caricaturización» creadas en torno a esta iniciativa. Urkullu defiende celebrar una consulta en octubre porque sólo busca un pronunciamiento, sin valor jurídico, de los ciudadanos contra ETA y en favor de un acuerdo entre los partidos sobre el futuro marco político que, posteriormente, sí sería sometido a referéndum en 2010 en ausencia de violencia.

-¿Es cierto que la dirección del PNV ha pedido a Ibarretxe que retire su plan de consulta?
-Es cierto que durante unos cuantos años nos hemos estado mirando al ombligo y mirándonos de reojo. Pero creemos que hemos terminado ya con ese ejercicio que ha servido para que determinados medios hayan alimentado noticias sin bases ni fundamento en relación a la vida del PNV, como es ésta.

-O sea, que no es cierto.
-No. En absoluto.

-¿En todo caso, le gustaría que se recondujera la estrategia de Ibarretxe?
-No que se recondujera, sino que la sepamos explicar bien en el tiempo próximo. Y hago autocrítica porque quizás no lo hemos sabido explicar bien y hemos dramatizado en exceso sobre de qué se trata esta iniciativa del lehendakari, hasta el punto de que se han hecho fetiches y caricaturas sobre cuál es su verdadero objetivo. Y esta iniciativa institucional no hace más que reforzar la necesidad de un acuerdo ante los incumplimientos de ETA, en cuanto a los principios éticos, y del Gobierno español, en cuanto al principio democrático de que la sociedad vasca sea consultada sobre su estatus político. Vamos a ser capaces de explicar mejor el principio ético y democrático de esta iniciativa.

-¿También lo explicarán dentro de su partido?, porque el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, ha cuestionado la 'hoja de ruta' de Ibarretxe.
-Obedece a esa sensación de desorientación y desconcierto creada quizás por no habernos sabido explicar. Pero los pasos de esta iniciativa institucional son básicos y están bien explicitados, pero no lo hemos sabido trasladar a la sociedad ni al estadio político e, incluso, dentro del propio partido. Se confunde la consulta con el referéndum, se confunde que el referéndum final tiene que ser en ausencia de violencia, no así la consulta, que no tiene validez jurídica. Vamos a explicarlo todo mejor. Porque a la hora de hacer fetiches y caricaturas también el PNV ha incurrido en esos juegos de dramatización.

-¿Entonces, cómo sería el proceso? ¿La persistencia de la violencia de ETA no obligaría a aparcar la consulta?
-La consulta no, el referéndum, sí. Hay que diferenciar. La iniciativa institucional plantea un acuerdo político entre el lehendakari y el presidente del Gobierno para hacer un diagnóstico sobre las diferentes sensibilidades de la sociedad vasca. Y también para buscar un acuerdo político que incorpore la posibilidad de una consulta a los vascos dentro de un Estatuto de autonomía con otras potencialidades, un régimen de bilateralidad y capacidad de profundizar el autogobierno en Europa. Eso se puede hacer en estos momentos. Otra cosa bien distinta es que el resultante de un acuerdo entre partidos de lo que pueda ser la definición de un estatus político de los vascos en relación al Estado español tenga que tener ya, junto con el fondo competencial de una reforma estatutaria, un refrendo con valor jurídico por parte de la sociedad. Eso la iniciativa institucional lo contempla al final de todo el recorrido, siempre bajo la premisa del fin de la violencia y la no exclusión de ninguna sensibilidad política.

-¿O sea que la consulta de octubre no sería, como se está diciendo, un referéndum sobre un nuevo marco político vasco?
-Ésa es la fetichización y caricaturización que se ha hecho de la consulta prevista en octubre. El referéndum sobre un acuerdo político final entre los partidos está previsto para 2010. Lo recoge la iniciativa institucional. La consulta no es el referéndum. Sólo tiene un efecto político de apelación a la sociedad vasca para que exija a ETA el final de la violencia y para que los partidos busquemos un acuerdo que luego sí sea refrendado por la sociedad.

-¿Pero usted cree posible esta consulta después de que Zapatero haya dicho que 'no' a lo que califica de «aventura»?
-El PNV sabe arriesgar cuando hay que arriesgar pero no se lanza a la aventura por la aventura. En todo caso arriesgará siempre y cuando sepa las consecuencias de ese riesgo. Y sabe que tiene que estar acompañado por una mayoría de la sociedad. Devolviéndole la pelota a Zapatero, yo me pregunto cuáles son las certidumbres de Zapatero. ¿No era una certidumbre el Estatuto de Gernika o el pacto de Ajuria Enea? El PSOE ha incumplido el Estatuto e, incluso, el acuerdo de la Mesa de Ajuria Enea de 1988 y no se atrevió a hacer el trabajo que estaba dispuesto a hacer con el plan Ardanza por miedo al PP. Pero es que capacidad de consulta a la ciudadanía sin valor jurídico la tienen los catalanes y andaluces. ¿Por qué no los vascos? Y es de lo que se trata, de una consulta sin valor jurídico, sin que sea una aventura. No contempla esta capacidad el Estatuto de Gernika, pero creemos que la actualización de los Derechos Históricos debe contemplar la capacidad de consulta. El PNV no va a entrar en nada que no sea legal.

-¿Ve voluntad política en Zapatero para abrir un proceso de diálogo?
-Es una incógnita. Tengo la sensación de que la estrategia del PSOE es dejar que el tiempo pase dando la impresión de que la sociedad ha cambiado tanto que ya no puede haber una mayoría nacionalista que aspire a sus ideales. Sigo viendo a Zapatero apelando a conceptos como el diálogo, pero ¿para qué? Si el diálogo es decir 'más Estatuto' y luego se incumple, surgen muchas dudas.

-¿Que diálogo quiere el PNV?
-Hablar de la profundización del autogobierno es hablar de un problema político irresuelto, de convivencia de identidades y sentimientos. Esto es una cuestión de Estado, como ocurrió hace 30 años. Por eso apelamos a un acuerdo singular entre vascos y con el Estado, en base a los Derechos Históricos, que dé solución a la profundización en el autogobierno.

-¿El PNV maneja como hipótesis la posibilidad de un adelanto electoral de las vascas para octubre?
-No, porque diferenciamos que hay un programa tripartito con leyes pendientes todavía, y querríamos agotar la legislatura y separarlo de la iniciativa institucional. Bien es cierto que el lehendakari dijo que si no se aceptaba por el Parlamento Vasco la consulta, estaríamos hablando de la disolución del Parlamento y la convocatoria de elecciones. Pero el PNV querría analizar la situación con el lehendakari en cada momento.

-¿Existe la posibilidad de que no sea Ibarretxe el candidato a lehendakari?
-No nos lo hemos planteado

-¿Creen que, tras la tendencia descendente de las dos últimas citas con las urnas, tienen posibilidades reales de perder los comicios?
-No, porque hemos hecho una lectura de las últimas elecciones que tiene que ver con los cambios de la sociedad en los últimos diez años. Hemos pasado de una sociedad que guardaba unas esencias de compromiso con la política a ser una sociedad desafecta; de una sociedad que apostaba por caminos a explorar a otra caracterizada por estar 'en contra de'. En 2001 no supimos leer que la sociedad se pronunció no tanto en favor de Ibarretxe, que también, como en contra de Mayor Oreja y Redondo Terreros. Y ahora ha sido en contra de Rajoy. Aunque también tenemos cosas que corregir, no tenemos miedo a las elecciones por una posible extrapolación de las generales. Eso está intentando hacer el PSOE, pero la sociedad no funciona igual. En las pasadas generales había una coyuntura de bipartidismo y bipolarización.

-¿La fórmula del tripartito del Gobierno Vasco está agotada, como sostuvo Bilbao?
-No entro a enjuiciar. Es una fórmula más, como otras que existen en otros ámbitos institucionales, en este caso circunscrita al Gobierno Vasco. Entre los partidos del tripartito ha habido apuestas que se han hecho también en relación a otros partidos. Después de las elecciones vascas veremos los resultados y las sintonías que se dan entre los programas, sin dejarnos llevar por opiniones ni externas ni internas

-En EB hay voces ya contrarias al tripartito como la de Oskar Matute.
-Resulta curioso que una opinión bienintencionada de un representante institucional (José Luis Bilbao), que hace una valoración sobre una fórmula determinada, levante todo tipo de comentarios, y, por contra, que olvidemos todo lo que se dice por parte de otros partidos del tripartito. Pero yo respeto las opiniones.

-¿Qué piensa de las tesis de Bilbao propugnando un acuerdo de gobierno transversal con el PSE-EE?
-Yo no creo que Bilbao se refiriera a un pacto de gobierno. Más bien entiendo que una relación con el PSOE, en la medida que el PP se autoexcluye, busca dar un acuerdo global singular en el desarrollo del autogobierno. A partir de ahí si el PSE quiere afrontar las elecciones autonómicas extrapolando las generales y haciendo 'las cuentas de la lechera', en vez de buscar acuerdos de Estado, pues podemos ir a un choque de locomotoras. No le tengo miedo a unas elecciones con ese planteamiento. Pero haciendo un ejercicio de responsabilidad me pregunto: ¿Y después qué?

-Josu Jon Imaz defendía que la prioridad política y social es acabar con ETA. ¿Está de acuerdo?
-En nuestra ponencia se reflejan los tres retos fundamentales: El reto de la paz, el de decidir y el de la construcción social. En el siglo XXI se hace urgente terminar con la lacra del terrorismo que condiciona la convivencia.

-¿Ve posible un nuevo pacto contra el terrorismo en el que se impliquen el PNV y el PP a la vez, junto con el Gobierno?
-No termino de tener claro el planteamiento del PSOE. Ante el fenómeno terrorista pueden contar con el PNV siempre y cuando una búsqueda de esfuerzos no tenga el mismo carácter que el pacto antiterrorista de PP y PSOE. Si piensan que para afrontar el terrorismo los demás tenemos que renunciar a nuestras ideas, dando a entender que compartimos los mismos fines que ETA, el PNV no está dispuesto, porque no compartimos ni fines ni medios con una organización terrorista. Si el PSOE basa la suma de esfuerzos desde la excepcionalidad política no puede contar con nosotros. Todo lo que no sea eso, sí. Las bases deben ser el rechazo a la violencia y la deslegitimación social del terrorismo. También cabe la acción policial y judicial pero respetando las reglas de juego del Estado de Derecho.

-Después de medio año al frente del EBB, ¿cree que ha logrado encauzar las heridas internas de los últimos años?
-En el día de hoy creo que soy honesto cuando digo que esto ya ha terminado y que en los próximos tiempos vamos a ver la fortaleza del PNV. El tiempo pasado ya ha terminado.

17 comentarios:

irune dijo...

3. Por consiguiente, finalizo con un deseo:

que seamos capaces de sentarnos, mejor hoy que mañana, a hablar. Las posiciones, a priori, están lejanas -aún cuando los postulados y planteamientos de EAJ-PNV son conocidos-. Necesitamos tiempo -tampoco en exceso- pero o/y por ello, urge empezar a hablar ya. Nuestras agendas están a disposición, nuestros oídos prestos a escuchar y nuestra mente abierta al acuerdo. Por nosotros no va a ser que ese acuerdo no se consiga, y superemos el bloqueo sin que la resaca se lleve a nadie.


*Intervención de Iñigo Urkullu, Presidente del EBB de EAJ-PNV, en los Desayunos de Europa Press (Madrid).

Isasmendi dijo...

En el DEIA de hoy, Unai Ziarreta habla también sobre la consulta. Igual que Iñigo, pero en un tono diferente. Hasta ahora, decía que EA era la garantía de que la consulta se iba a celebrar, porque el PNV se iba a bajar los pantalones. Esto lo decía en público. En privado, hace ya meses que viene diciendo que la consulta es imposible, porque la impedirán los jueces. Así son los jefes de EA. Dicen una cosa en público y otra en privado.

En la entrevista de hoy, cuando le preguntan si el Gobierno vasco llevará adelante la consulta aunque cuente con el rechazo del Ejecutivo español, responde: "Nosotros trabajamos en esa clave. Veremos qué sucede y su hay otro tipo de impedimentos por vía gubernativa o judicial. No obstante, el panorama es poco halagüeño, después de ver la via que se ha abierto con el encarcelamiento de la alcaldesa de Arrasate"

¿Qué significa esto? Es evidente que si Zapatero se opone a la consulta, recurrirá a la vía judicial para impedir que se celebre.No va a mandar a los tanques para impedirlo. No va a dar bazas a Ziarreta. Serán los jueces los que pongan freno a la consulta. Pero a Ziarreta, que hasta ahora hablaba de desobediencias civiles y cosas así, ahora le asusta "la vía que se ha abierto con el encarcelamiento de la alcaldesa de Arrasate". ¿Se ha abierto? ¡Esa vía ya estaba abierta! ¡Se abrió cuando encarcelaron a toda la cúpula de Batasuna! ¿Por qué recula ahora Ziarreta? ¿Ya no van a ser la garantía de la consulta,o qué? ¿Ya empiezan a decir en público lo que dicen en privado desde hace meses? ¡A ver si en el PNV espabilan y se dan cuenta de que estas compañías no son de fiar!

arrate dijo...

Isasmendi.Te habras dado cuenta que EA no tiene discurso propio.Todo esta en funcion de los demas y como no tienen responsabilidad sobre nada incordian a todo pichichi.Son como un dolor de muelas.

Kiskitza dijo...

Sería bueno repasar con calma la Ponencia Política en el apartado en que se habla de respetar el marco legal. En este punto, como se ha dicho aquí, los pasos parecen claros:

1. Reunión Ibarretxe-Zapatero.
2. Si no hay acuerdo, consulta habilitadora.
3. Por lo que dice Iñigo en la entrevista, lo que hay que discutir es el momento de la convocatoria de elecciones. Seguramente, se agotaría la legislatura. Y estos último, por cierto, no interesa ni al PSOE nui a ANV. Por algo será.

Artolazabal dijo...

Me parece que Iñigo es demasiado benévolo en sus opiniones. La historia de la consulta no se ha podido comunicar correctamente a los ciudadanos, porque es imposible de comunicar. La hoja de ruta es una algaravía incomprensible diseñada en una burbuja por dos periodistas y algún sociólogo que no tienen el menor contacto con la realidad. No la entiende nadie. Ni el qué, ni el cómo, ni el para qué. ¿Cómo no van a hacer chistes y caricaturas de ella?

Anónimo dijo...

La consulta es algo innecesario, superfluo, que provoca el rechazo mayoritario de la sociedad vasca, y que solo despierta animadversion hacia el PNV. Si seguimos al lehendakari en ese camino hacia la nada, pronto estaremos en la oposicion para mucho tiempo.
Hay que cortar esto ya.

Anteparaluzeta dijo...

Si hay que explicar mejor lo de la consulta, que se explique. Yo todavía no sé qué es lo que se quiere preguntar en ella, ni para qué. Faltan cinco meses, todo el mundo habla de ella, y yo no sé de que va. ¿Alguien me lo puede explicar? Por mucho que pregunto en el partido, nadie me da una respuesta coherente. Se utilizan palabras enrevesadas como habilitadora, habilitante, ratificadora, sin valor jurídico y demás, pero en realidad nadie sabe nada. Por eso, pregunto:

¿QUE SE VA A PREGUNTAR EN LA CONSULTA?
¿PARA QUÉ SE VA A PREGUNTAR, CON QUÉ INTENCIÓN?

Anónimo dijo...

Aclarar las posturas entre los dos sectores mayoritarios y dejar de engañar a la sociedad. O se esta a favor de la consulta o no vale estar mareando la perdiz como unos acomplejados que sois la mayoria, unos regionalistas de pura cepa! ¿Acaso los señores Bilbao, Urkullu, Anasagasti, Erkoreka, o el alcalde de Bilbao, -ese que dice que la bandera española solo ofende al %4 de los Blbainos-, son independentistas? Esos lo que quieren es ser españoles de primera!!!

FÍGARO dijo...

A mí lo que me preocupa es esa afirmación que hace Urkullu de que el PNV va a respetar siempre la legalidad. Las Leyes las hace el Estado, y ya desde Madrid se ha dicho una y otra vez que la consulta es ilegal (Ayer mismo el Delegado de Gobierno); Entonces, o se convence al Congreso de Diputados para que modifique las leyes, o la consulta no se hace.

Luego es algo que no depende de nosotros. Ahora bien, si lo que quería Urkullu es decir que la consulta no se va a hacer nunca porque es ilegal, lo podía haber dicho sin tanto rodeo.

Tiene guasa lo de la "desorientación" y lo de la "caricaturización" surgida en torno a la consulta: ¿Quién desorienta? ¿Quién caricaturiza? Si la consulta de octubre es solo un paso más dentro de un cronograma en el cual la verdadera pregunta o referendum se hará en 2010: ¿Se refiere acaso al famososo reloj de la cuenta atrás de la web del GBB? ¡Porque parece como si dentro de 172 días viniera el Espíritu Santo!

En conjunto, una entrevista que lía aún más las cosas, y que no las clarifica nada.

Anónimo dijo...

Hablando de caricaturizar, no es mala la de ponerle a Juanjo una consulta DE TAROT para que se retire a hacer vaticínios, con un numero directo de linea 905 aver si por ahí tiene mas contacto con la realidad.

Igandekoa dijo...

A mí me da la impresión -con la reserva de que se trata únicamente de una opinión particular- de que el encarcelamiento de Inocencia Galparsoro va en realidad dirigido de rebote contra el Lehendakari, para obligar a la Izquierda Abertzale a que haga presión sobre el PNV dificultándole asi sacar adelante el tema de la consulta.

Anónimo dijo...

Venga, venga. Parece que existe aquien le molesta que el PNV-EAJ tenga su propia estrategia. Me imagino que entre las prioridades del estado estara el desestabilizar y generar divisiones internas. Pero daos por jodidos! Esto empieza a tomar forma y a ganar en consistencia. La consulta habilitadora, para la generacion de un nuevo marco, y deslegitimadora, del proyecto totalitario del MLNV. Se nos van a hechar encima los dos polos: el violento y el Español. Intentaran influir en nuestro discurso, desdibujarlo y caricaturizarlo, pero esto va ganando peso y empieza a ser entendido.
Guk Gure Bidetik. Y el que venga detras que arree.

Furundarena dijo...

Al anónimo optimista le preguntaría, ¿cual es la estrategia del PNV? ¿zein da gure bidea? ¿Habrá consulta o no habrá consulta? ¿Con el apoyo de las Nekanes o sin él? ¿Sin violencia o con ella? ¿Qué se preguntará en esa consulta? ¿Se preguntará de una vez por todas si queremos ser independientes o no?

Hasta que no oiga a los burukides responder claramente y expresamente a estas preguntas, pensaré que seguimos sin rumbo.

Anónimo dijo...

Furundarena; Irakurri beste behin Urkulluren elgarrizketa. Nik pasarte batzuk aterako dizkizut:

1- "Se confunde la consulta con el referéndum, se confunde que el referéndum final tiene que ser en ausencia de violencia, no así la consulta, que no tiene validez jurídica".

2-Ésa es la fetichización y caricaturización que se ha hecho de la consulta prevista en octubre. El referéndum sobre un acuerdo político final entre los partidos está previsto para 2010. Lo recoge la iniciativa institucional. La consulta no es el referéndum.Sólo tiene un efecto político de apelación a la sociedad vasca para que exija a ETA el final de la violencia y para que los partidos busquemos un acuerdo que luego sí sea refrendado por la sociedad.

Ez dago argi?

Gure bidea. Denuncia y combate al proyecto totalitario de los del tiro en la nuca. Defensa y trabajo porque nuestra sociedad pueda decidir su futuro y presente politico en LIBERTAD. como siempre¿ no?

Y vuelvo a repetir. EL Estado tiene una obsesion desmesurada por crear diferencias internas, vaciar nuestro proyecto y desprestigiar nuestras propuestas internas. Desde mi opinion, muchas de los comentarios que aparecen aquí y en otros foros obedecen a esa estrategia. Y desde mi punto de vista, conforme se van aclarando y despenjando las incognitas esa estrategia del estado tiene muy pocas posibilidades de triunfar.
Ale, ongi segi.

Furundarena dijo...

Anonimo:

Ya conozco la diferencia entre consulta popular y referendum, aunque es un poco dificil explicársela a la sociedad. Pero reconozcamos que el compromiso de ausencia de violencia, era para la consulta popular y para el referendum. Para los dos. El Acuerdo de Coalición de junio de 2005, el que sustenta el tripartito dice a este respecto:

"Es, por tanto, una legislatura para el diálogo y la negociación. Una legislatura para el acuerdo. Y también, una legislatura para decidir.
Para llevar a cabo este compromiso, el Gobierno vasco solicitará al Parlamento vasco autorización para que, en un escenario de ausencia de violencia y sin exclusiones, se realice una consulta popular a la sociedad vasca que ratifique el Acuerdo Político Alcanzado". Como puedes comprobar se habla de "un escenario de ausencia de violencia" para la realización de la "consulta popular".

En la sesión de investidura, el Lehendakari repitió estas tesis: "deseo manifestar formalmente en esta Cámara mi compromiso como Lehendakari de que si alcanzamos un Acuerdo para la Normalización Política y la Convivencia, solicitaré autorización al Parlamento vasco para que, en un escenario de ausencia de violencia y sin exclusiones, se realice una consulta popular a ls sociedad vasca que ratifique el Acuerdo Político alcanzado"

Nuevamente se habla de ausencia de violencia para la "consulta popular" que requiere autorizacion parlamentaria; es decir, no para el Referéndum.

¿Queremos jugar con las palabras? ¿Queremos desorientar a todo el mundo desorientándonos nosotros mismos?

Anónimo dijo...

Iñigo, si ni entre los miembros relevantes del partido entendeis que es la consulta de Ibarretxe, que se va a preguntar y como se va a realizar esta ....¿como podeis pretender que la sociedad vasca lo entienda? Antes de realizar ninguna declaración más poneros de acuerdo entre vosotros por favor porque si no vamos a ser el hazmerreir de la ciudadania.

antaparaluzeta dijo...

Estoy de acuerdo, anónimo. A mí, todavía, nadie me ha respondido a las dos preguntas que hice el otro día en este blog:

¿QUE SE VA A PREGUNTAR EN LA CONSULTA?
¿PARA QUÉ SE VA A PREGUNTAR, CON QUÉ INTENCIÓN?