Ziarreta elogia al lehendakari pero advierte de que hay otros pactos electorales posibles

Mientras la cocina política va ganando enteros en su ya de por sí agitada actividad, los mensajes recíprocos -y públicos- de PNV y EA mantienen las puertas abiertas a la posibilidad de reeditar la coalición nacionalista pero, de momento, nadie quiere mover ficha. Los elogios se combinan con las advertencias en este escenario prenegociador y si el martes Urkullu abonaba el terreno para lograr una alianza con su socio "natural", aunque exigiéndole "lealtad", su homólogo en EA, Unai Ziarreta le recordaba ayer lo "contento" que este partido estaba en el Gobierno dirigido por Ibarretxe, aunque puntualizando que esta situación no es óbice para contemplar las "otras opciones que hay sobre la mesa" para encarar la cita con las urnas de marzo.

La intervención protagonizada por el presidente de EA en Euskadi Irratia enfría en cierta medida la visión posibilista de su número dos , Joseba Azkarraga, de cara a la entente con la formación peneuvista. Antes de entrar en la harina negociadora, Ziarreta quiere dejar patente que cualquier alianza que logre el beneplácito de la masa social de su partido debe estar basada en coincidencias programáticas por encima de cualquier otro interés como el partidismo que desde Madrid critican ante la posible alianza de los socios nacionalistas en el Ejecutivo autonómico.

La visión de Ziarreta incluye "un enorme movimiento soberanista" que fije, con ETA fuera de juego, los cimientos de la Euskadi del futuro, para lo que demanda una "reflexión" en el seno de la izquierda abertzale. Con este anhelo, el líder de EA afirmó que su formación mantiene reuniones con "total normalidad" con Aralar, la izquierda abertzale y otros partidos en las que realizan análisis y reflexiones sobre la situación política del pueblo vasco.

Iñigo Urkullu obviaba esta indirecta en una entrevista televisiva, pero rebajaba la "lealtad" exigida la víspera a EA. El líder de EBB prefirió hablar ayer de "reglas de juego" que ambas formaciones deberán establecer si las negociaciones para sellar la alianza llegan a buen puerto.

Mediante esta fórmula, Urkullu pretende evitar los "rifirrafes" que han marcado las relaciones entre los dos partidos en el final de la legislatura. Sin citarlas, el mensaje del presidente del PNV recuerda la polémica originada por la falta de unidad en la elaboración de la Ley de Educación y el enfrentamiento que hasta ayer distanció a los dos partidos a cuenta de la falta de armonización fiscal de Gipuzkoa en relación a los demás territorios vascos.

El escenario de alianzas no finaliza con el bloque nacionalista. EB y Aralar también podrían presentar una candidatura conjunta en las elecciones autonómicas si llegan a un buen puerto unas negociaciones que, de momento, están en punto muerto.

El coordinador general de EB, Javier Madrazo, sumaba ayer un paso en este acercamiento mostrando su disposición a lograr un pacto que englobe a dos fuerzas que, en opinión de Madrazo, representan "el mismo espacio natural".

Patxi Zabaleta reconoce que "hay posibilidades" pero advierte de que Aralar concurrirá a las urnas con un programa "de izquierdas y abertzale". Con esta premisa, el veterano dirigente destaca que "si alguien quiere venir, estamos abiertos".

No obstante, Zabaleta recuerda que las propuestas lanzadas desde este partido a otras formaciones, entre las que figuraba Ezker Batua, en las elecciones generales, obtuvo un no rotundo que quebró esta posibilidad.

5 comentarios:

urdaburu dijo...

parece mentira que se acepten condiciones, fuera de lugar, de EA; no tienen nada que perder y mucho que ganar... 3 consejeros, diputados, asesores etc... con una cantidad de votantes que actualmente son menos que cuando se extinguió EE...;si tenemos que ir en coalición, vayamos, pero respetando las condiciones pactadas de antemano y siendo rigidos en su mantenimiento, no como hasta ahora que cada vez que les necesitamos, IMPONEN.

Anónimo dijo...

Si hay otros pactos posibles.

Unai Ziarreta candidato a lendakari.... No,... Mejor, Presidente de USA.

Martin Aranburu, Secretario del Tesoro USA.

Y, Rafa Larreina.... Secretario de Asuntos Espirituales.

¿Demócratas o Republicanos? Da igual, de todas maneras se iban a quedar con los 700.000 millones de dolares para contratar personal de apoyo

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 16:41:00. EA representa la sozialdemokrazia de este país, mal que le pese a la derecha del PNV, por lo que te pido el mayor de los respetos a nuestros dirigentes, sean de su Ejecutiva Nacional o del sector gipuzkoano. Y un respeto a las inclinaciones espirituales de Rafa Larreina, un hombre muy querido en nuestro partido de izquierdas y abertzale.

Anónimo dijo...

Al anonimo de las 16:55.

Si los de EA son de izquierdas, proletarios, progresistas, etc. (Vamos, Bakunin al lado de estos es un neoliberal Jefe de Inverión de Lehman Brothers), yo, con mi 1, 65 m. soy pivot agresivo de los Lakers.

Ya lo dije en su momento: Este país no se normalizará políticamente hasta que Rafa Larreina se pase 15 años sirviendo txikitos en la Tasca del Tío Manolo. Y su delfín el politólogo de pinchadiscos.

Anónimo dijo...

No soy afiliado al PNV , soy simplemente un votante. Pero desde luego que si se va en coalición con estos opusianos , de izquierdas e independentistas de pakotilla, yo me quedo en mi casita.
Ibarretxe el día que se inventó su consulta a espaldas del partido, se metió en un lío, pero lo grave no es eso, lo grave es que sigue creyendo que es el elegido para salvar a su pueblo.