Urkullu garantiza que el PNV "no sacrificará" a Ibarretxe para lograr un pacto con el PSE

El PNV está dispuesto a pelear hasta el último aliento para mantenerse en Ajuria Enea con el aval de la victoria electoral obtenida el domingo, pese a verse obligado a competir con un PSE-EE que no está dispuesto a mantenerse a la sombra de los jeltzales ni a dar marcha atrás a la candidatura de Patxi López a lehendakari.

El presidente del Euskadi Buru Batzar del PNV, Iñigo Urkullu, aseguró ayer que su partido no renuncia a la Lehendakaritza y explorará los acuerdos necesarios para mantenerse en el Gobierno Vasco, aunque advirtió de que "no sacrificará" a Juan José Ibarretxe como candidato a lehendakari para lograr un pacto con los socialistas.

Las barreras para lograr un pacto PNV-PSE parecen en este momento infranqueables, lo que dada la situación de minoría de los jeltzales aun con el apoyo de Aralar, EA y EB hace inminente el ascenso de López a la Lehendakaritza con el apoyo del PP. Urkullu no ocultó ayer su malestar por la falta de respeto a la lista más votada por una diferencia de 80.000 votos sobre el PSE-EE. Auguró tiempos de "inestabilidad institucional" para Euskadi si los socialistas mantienen su propósito de gobernar en minoría a costa de desplazar al PNV, porque este movimiento pasa por el apoyo del PP, que piensa que pedirá para empezar la Diputación de Álava y el Ayuntamiento de Getxo y seguirá con exigencias que resucitarán el frentismo y la política de bloques.

Pero habrá más. Según anticipó, los socialistas estarán "dando el triunfo al PP en España" si aceptan su apoyo en Euskadi, que contra lo que quiere hacer ver el equipo de Antonio Basagoiti no será "gratuito".

poco "constructivo" En una entrevista concedida a RadioEuskadi , Urkullu consideró que "no es un juego constructivo" por parte de los socialistas vascos pretender "la cabeza de Ibarretxe como un trofeo" y garantizó que su partido no la ofrecerá a cambio de un acercamiento al PSE-EE. "El PNV no sacrifica nada. Tenemos, además, en el PNV experiencias dolorosas como la de Juan María Atutxa", señaló, en referencia al episodio de 2005 en el que tuvieron que retirar la candidatura de Atutxa a la presidencia del Parlamento Vasco por una situación de empate en la Cámara que no lograron deshacer.

Reivindicó además el liderazgo del PNV en la negociación en calidad de vencedor y reprochó al PSE-EE que a día de hoy aún no haya reconocido que son los jeltzales quienes se han impuesto en las elecciones. "¿Cómo pretende el PSE-EE plantear una fórmula de Gobierno en la que dé la impresión de que el PSE ha ganado estas elecciones cuando no lo ha sido, cuando eso esa una mentira?", preguntó.

No obstante, consideró que el pacto entre socialistas y populares " está cocinado desde hace tiempo" y el mutismo que mantiene Patxi López ante los ofrecimientos de apoyo que ya han hecho el PP y UPyD no son más que un "silencio cómplice" que se verá materializado en acuerdo en breve. A este respecto, advirtió al PSE-EE que si persiste en esta vía estará saltándose la voluntad expresada por la sociedad vasca en las urnas.

"El planteamiento que tenía el PSE, junto con el PP, ese planteamiento del cambio por el cambio sin ningún contenido por detrás de ese planteamiento, un planteamiento que buscaba el castigo a Ibarretxe, no se ha visto refrendado por parte de la sociedad vasca", añadió.

Urkullu avanzó que en su primera reunión con el PSE-EE pedirán a los socialistas que asuman que su discurso por el cambio "no ha tenido ningún éxito" y los resultados le obligan a ceder el liderazgo de la negociación al PNV, que buscará un gobierno consciente de la pluralidad del país.

Recordó además que el desafío del PSE-EE en Euskadi tendría un coste importante para José Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso de los Diputados, donde perdería los "apoyos puntuales" que le ha dado el PNV en asuntos de gran transcendencia, el último de ellos la aprobación de los Presupuestos Generales de 2009. "Si una formación política que ha sido ganadora de unas elecciones, se ve desplazada de la responsabilidad de Gobierno sólo por una obcecación, una cerrazón de algunos miembros del PSE-EE, del PSOE, sin atender lo que ha dicho la mayoría de la sociedad vasca, evidentemente, tomaremos cartas en el asunto", avisó.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lo mismo que decir IBARRETXE VETE YA QUE LA JODES

Anónimo dijo...

Si se va Ibarretxe yo tambien y si no se va pronto Urkullu habra que abrirle la puerta

Anónimo dijo...

!ALA! desbandada, que e Moisés está ahí esperando para recoger los restos con el chatarrero.Esto es El TITANIC pero sin orquesta. Que los de la orquesta ya se han largado y recolocado en la SINFONICA NACIONAL ESPAÑOLA.

joxe dijo...

joooo esto huele a "excusatio non petita..."

adarra dijo...

Ibarretxe se ha sacrificado él solito. El problemas es que arrastra mucha gente con él. Tiene su mérito.

saseta dijo...

Cuidado con Mover a Ibarretxe que la base esta muy caliente con el PPPSOE pero tambien con nuestra direccion y su gran apoyo al Lehendakari.
Uno no hace mudanzas en epoca de crisis.

Anónimo dijo...

hace cuatro años ¿no "sacrificamos" a Atutxa, por presiones de Aralar, para salvar el Gobierno, el tripartito y a Ibarretxe?
Ahora ¿no deberiamos "sacrificar" a Ibarretxe para salvar el gobierno y poder implementar al menos parte de nuestra politica desde el poder institucional?