La deslocalización del BBVA

Resultado: 1.000 puestos de trabajo menos en Euskadi. Estas interesantes reflexiones vienen de la mano de los profesores de la UPV Baleren Bakaikoa, José Manuel Castells y Luis Bandrés. Creo que tendría que hacernos reflexionar.

El BBVA deslocaliza más de 1.000 puestos de trabajo

Este titular que puede parecer alarmante es, sencillamente, lo que ha ocurrido con la deslocalización que ha llevado a cabo el BBVA en Bilbao, llevándose todos sus servicios centrales a Madrid, y que ha supuesto la desaparición de seguramente más de 1.000 puestos muy cualificados de trabajo. No hay empresa en Bizkaia, ni de lejos, que haya practicado una deslocalización de esta envergadura, y eso sin tener en cuenta las empresas filiales y las participadas del banco, destacando por su importancia Naviera Vizcaina y Petronor, vendidas a Repsol; Aurora Polar vendida a Axa; y recientemente la participación de Iberdrola aprovechada para ser comprada por el Santander, y así un largo etcétera

El efecto devastador sobre la economía vizcaína puede ser fácilmente apreciable. Imagínese cuántos cuadros de la Comercial o de la UPV supone esa sangría, el efecto sobre los proveedores locales, la creación de empresas que trabajen en su órbita, o la financiación de otras nuevas, sin olvidar el efecto tributario de todas ellas. Y, en definitiva, el que Bilbao hubiese seguido siendo una destacada plaza financiera con lo que ello supone de generación de riqueza para todo el entorno.

El proceso ha sido lento, en varias décadas. Empezaron tímidamente a finales de los 70 los Bancos de Bilbao y de Vizcaya. En el caso del Banco de Bilbao, el impulsor de esta política fue su antiguo presidente, José Ángel Sánchez Asiain, baracaldés deseoso de triunfar en la Corte. Fue bajo su mandato cuando se erigió el edificio Azca de Madrid, destinado a trasladar los servicios centrales del Banco de Bilbao, al mismo tiempo que desestimaba la compra del edificio colindante al banco en la Gran Vía bilbaína y que estaba en venta. Naturalmente contaba con la colaboración del consejo, al que tampoco le desagradaba la idea. En los 80 el Banco de Vizcaya, presidido por Pedro Toledo, dejó desierto el Centro de Informática de Sarriko para trasladarlo a Tres Cantos-Madrid.
La posterior fusión entre ambos bancos, que dio lugar al BBV, precipitó aún más las cosas. No eran grandes decisiones empresariales, pues trasladarse 400 kilómetros de Bilbao a Madrid no parece un viaje estratégico de largo alcance, como lo podía haber sido trasladarse a grandes centros financieros europeos como Londres, Frankfurt o Milán. Era una terrible mezcla de provincianismo madrileño, unido a una desafección profunda por este país, mantenida por las mediocres segundas y terceras generaciones de Neguri.

La debacle final ha venido de la fusión con Argentaria, propugnada por el gobierno del PP y auspiciada y consentida por un irresponsable Emilio Ybarra, máximo responsable del desaguisado final. Todo ello impulsado por un centralismo feroz, especialmente de la mano de Rodrigo Rato y los últimos gobiernos de Aznar. No deja de ser curioso también el silencio que ha rodeado a esta enorme operación de desmantelamiento. La prensa local no ha dicho absolutamente nada en 30 años. Ello no le impide ser muy suspicaz cuando hablan de la fusión de las cajas, estar siempre preocupados por algún tema menor o no entender nada cuando algún comentarista decía que Arzalluz (aquí aparece la patita política que no económica), no defendía a Iberdrola por ser este partidario de la fusión con Gas Natural, cuando dicha fusión hubiese garantizado al menos el mantenimiento del centro de decisión en Bilbao de la parte del negocio eléctrico de la nueva compañía.

Los sindicatos, ELA y LAB incluidos, con gran visión, se han ido encartelando en las juntas generales de accionistas, con loables reivindicaciones como la cancelación de la deuda del tercer mundo o cosas por el estilo, mientras ante ellos desmontaban y deslocalizaban el Banco en Bilbao. En cuanto a las instituciones, poco han hecho o habrán podido hacer por tratarse de una empresa privada, pero destaca el que en su momento la Diputación de Bizkaia, muy preclara ella, le nombró a Sánchez Asiain "hijo predilecto de Vizcaya". Sería por su contribución a desertizarla. Qué diferencia, por poner solo un ejemplo, a la numantina defensa hecha por el PP y todos sus medios para impedir la marcha de Endesa de Madrid a Barcelona.

Quizás quede todavía el último acto de este lamentable proceso: por primera vez en su historia, el banco ha celebrado su Junta General de Accionistas un viernes en lugar de sábado y sin la asistencia de los altos directivos que venían a Bilbao de todo el mundo. Todo parece indicar que es una táctica de descafeinar dicha Junta General y preparar así el traslado de la sede social a Madrid en un par de años.

Todo se ha perdido y sin ninguna necesidad. Ha sido una escandalosa historia de cobardes silencios, de desafectos y acomplejados aldeanos y de terribles presiones centralistas, especialmente de los últimos gobiernos del PP. A todos ellos les debemos la desaparición de la entidad financiera que fue y debía haber seguido siendo motor económico de Bizkaia y del País Vasco, y centro de trabajo de cientos y cientos de sus más cualificados profesionales. La sociedad vasca debe tomar nota de lo ocurrido para evitar que estas situaciones se repitan y, sobre todo, debe ser consciente de qué opciones políticas son las que están sacando adelante este país, generando riqueza y bienestar para todos sus ciudadanos frente a los que nada han hecho por ella.

Para terminar, señalar que en una economía globalizada, la posibilidad de que el BBVA fuese absorbido por un gran banco extranjero quizás podría ser una buena opción. Por una parte se podrían conjugar los intereses de los accionistas, que verían mejorada su posición y, por otra parte, la sede en Bilbao sería gestionada con criterios económicos y no políticos como hasta la fecha, lo que le permitiría a buen seguro tener una presencia más significativa en el nuevo grupo financiero.

3 comentarios:

esteban Sáenz de San Pedro dijo...

Estos datos son preocupantes, por que se van? puede haber varias razones, una por joder (muy simple por cierto), puede ser por no tener un clima de estabilidad en el país (ésta es una buena excusa, aunque es buena y se la pnemos a huevo, otra que el estado está generando toda su riqueza en Madrid, incluso Barcelona pierde fuelle, y aunque puede haber mezcla con todas las anteriores, estoy convencido de que la razón principal es que las empresas están convencidas que hay que estar en Madrid, es decir ni se plantean no estar, es el costo u oportunidad de estar junto a todos los centros de decisión. Nuestras empresas, están haciendo esto hace tiempo, y no solo bbva e iberdrola, bellota por ejemplo hace tiempo trasladó gran parte de su personal y servicio a Madrid, Gamesa también, es decir, es una tendencia apoyada por las diferentes administraciones centrales, que además están sumiendo a Madrid en un kaos, y sumiendo a las demás ciudades del estado en ciudades sin decisiones, personal bueno se larga a Madrid, porque para ganar dinero hay que estar allí. Esta es la realidad nos guste o no. Ahora hay que buscar soluciones estratégicas para que esto no suceda, ayudas a la instalación de centros de decisión, aproximación a las empresas, ayudas a los ejecutivos para que consideren que vivir en Euskadi es mejor que hacerlo en madrid o Londres, no tienen porque ser ayudas económicas, atracción de fondos de inversión y sociedades de capital riesgo a Euskadi, que implanten aquí sus instalaciones. Esto se hace viajando, hablando, sembrando y actuando.

Xanoa dijo...

Esteban, las empresas se instalan donde pueden gozar de un entorno (laboral, fiscal, infraestructural y de comunicaciones) más favorable. Los gobiernos españoles han hecho mucho durante los últimos años para hacer de Madrid un entorno con gran fuerza de atracción para las empresas. Pero nosotros...¿qué hacemos nosotros para hacer de Euskadi un entorno atractivo para las empresas? Desde luego, si el líder del primer partido en Gipuzkoa se dedica a restar importancia a los intentos de reorganización de un comando terrorista que tiene en su haber actos de persecución, amenazas, extorsión e incluso asesinatos contra empresarios, ¿Te parece que está contribuyendo a crear un entorno atractivo para las empresas?

Esteban Sáenz de San Pedro dijo...

Bueno, Xanoa, que no se si serás Chenoa o aquella de operación triunfo, digo esto porque todos sacais de mi lo que pienso pero yo no sé quienes sois ninguno. Nunca podréis decir, esteban .... no se mojó en lo que pensaba, mientras muchos anónimos aparte de enturbiar el ambiente no sabremos que piensan el resto de alderdikides. Bien, yo voy a ser claro de nuevo y van....
Abogo por consenso en el próximo EBB, porque las bases no podemos darnos hasta en el cogote cuando pocas personas tienen una información de verdad, que se peguen ellos pero a las bases no nos jodais. Yo voté a Joxeba y si no hay consenso votaré otra vez, y volveré a pedir el derecho a ser amigo de mis amigos, y a pensar que tengo mucho más en común con Josu Jon o Pello E. (por poner ejemplos ) que con Permach, porque si esto no fuera así. estaría muy preocupado. Ha quedado claro??
En cuanto a no darle importancia a las últimas detenciones, no creo que Joxeba no le de importancia, que gente tenga información y armas para atentar sobre personas es humanamente horroroso y políticamente lamentable. No creo que a Joxeba le importe un bledo que se atente o no, pienso que son ganas de meter más caña. También pienso que el mejor entorno atractivo para empresarios es un entorno de paz, de competitividad insitucional y espero que éste sea el objetivo de Joxeba, de lo contrario se estaría equivocando.