ETA hace estallar una furgoneta bomba en el Campo de las Naciones en Madrid

ETA ha reaccionado con su violencia habitual a la anulación anoche de las candidaturas para las próximas elecciones vascas de su brazo político, Askatasuna y D3M. Poco después de las nueve de la mañana, la banda terrorista ha hecho estallar una furgoneta bomba Peugeot Partner junto al edificio de la constructora Ferrovial Agromán, en la zona de Campo de las Naciones de Madrid. Aproximadamente una hora y media antes se ha recibido un aviso de su colocación en Cruz Roja en nombre de ETA. Según fuentes de la lucha antiterrorista, no ha provocado heridos.

El atentado puede tener relación también con la implicación de Ferrovial Agromán en las obras de la 'Y' vasca -el Tren de Alta Velocidad del País Vasco-, de la que es una de las adjudicatarias.

Cruz Roja dio aviso a la Policía Nacional y envió una ambulancia, que llegó al lugar junto a otra del SUMMA. La Policía había acordonado toda la zona y los accesos al Campo de las Naciones e IFEMA, en las proximidades de la M-40, lo que ha ocasionado grandes atascos, según información del centro de pantallas del Ayuntamiento.

Según fuentes presenciales, la explosión ha causado numerosos daños materiales.
Algunos empleados de Ferrovial han comentado que se encuentran "tranquilos" pero que las ventanas de los edificios de la zona han quedado "destrozadas" y hay varios vehículos dañados por la deflagración. No se sabe a qué hora podrán retomar su actividad laboral los trabajadores de las diversas empresas que se hallan en el área, ya que las fuerzas de seguridad se encuentran realizando labores de investigación.

El 9 de febrero de 2005, ETA colocó un coche bomba, compuesto por unos 30 kilos de cloratita, en el Campo de las Naciones de Madrid, donde se encuentra el recinto ferial de IFEMA y numerosas oficinas, a las que acudían la mayor parte de los 43 heridos leves por la explosión.

Este atentado es la primera acción terrorista cometida en la capital española desde la voladura del aparcamiento de la Terminal 4 de Barajas, el 30 de diciembre de 2006. En esa fecha, ETA hizo estallar un coche cargado de explosivos en el edificio del aparcamiento D de la Terminal 4 de Barajas causando importantes daños materiales y provocando la muerte de los ciudadanos ecuatorianos Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate.

3 comentarios:

irune dijo...

La actuación de ETA dando lamentablemente la puñetera razón a la malnacida Ley de Partidos escapa a mis entendederas, quizás me esté haciendo mayorcita, o quizás la sinrazón de ETA y el silencio cómplice de sus entornos ha llegado hace tiempo a extremos delirantes. Quién protestará de que la mal llamada izquierda abertzale no pueda presentarse a las elecciones? ETA una vez más participa de las llamadas "manos negras".

davichu dijo...

Enhorabuena Irune, me alegro de que usted considere que la malnacida Ley de Partidos al final tenga razón.

A ver si se empiezan a caer la vendas, aunque sea poco a poco.

Saludos.

Anónimo dijo...

¿Por que mal nacida? La Ley de Partidos !es fenomenal!,nos libra de asesinos en las instituciones, la debería de haber inventado el PNV y nos irían mejor las cosas.