El PNV defiende «el derecho a decidir desde el pacto» en sus conclusiones del Think Gaur

Medio año después de echar a andar, el Think Gaur del PNV está a punto de cerrar su primera fase y ya tiene avanzadas sus primeras conclusiones. El debate de ideas consagrará la reciente propuesta de 'concierto político' defendida por el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, y apostará por «avanzar en el derecho a decidir desde la idea del pacto».

Uno de los responsables del Think Gaur, Juan María Aburto, explica que el PNV presentará, aproximadamente a mediados de enero, cinco documentos de calado con los compromisos y proyectos previstos en las cinco áreas que aborda, que van desde el derecho a decidir hasta las bajas por maternidad. Este trabajo ha buscado pulsar la opinión de la calle para situar a Euskadi «en el pelotón de cabeza del bienestar» en Europa.

El debate de ideas pretende marcar una línea estratégica de actuación de cara a los próximos años, con el referente de la Euskadi del 2020, aunque el PNV no descarta incluso poder incorporar alguna de estas ideas al programa para las elecciones autonómicas del próximo marzo.

Aburto precisa que la formación nacionalista está cerrando los textos surgidos de este debate de ideas, en el que han participado varios miles de personas, en talleres, seminarios o vía internet, y numerosos expertos internacionales. Pero la formación jeltzale ya puede avanzar las líneas maestras en las cinco materias analizadas: autogobierno, política social, cultura, innovación y sostenibilidad y medio ambiente.

El documento del área más política, denominada Euskadi-Europa y coordinada por el consejero vasco de Interior, Javier Balza, destaca que el 'concierto político' de Urkullu se basa en dos principios, «pacto y bilateralidad», y cuenta con la experiencia del Concierto Económico vigente. El área política apuesta asimismo por potenciar el autogobierno mediante la transferencia de las competencias pendientes y conseguir la participación de Euskadi en Europa para «la defensa de nuestros intereses», expone Aburto.

El texto no se olvida de la persistencia del terrorismo. Así, defenderá conseguir el fin de ETA. «Nunca más un atentado, nunca más una vida en riesgo, no más escoltados, sino un país que quiere vivir en paz. Conseguir ese fin dialogado con ETA tiene que ser el objetivo», señala el responsable jeltzale.

Pero el Think Gaur va mucho más allá de la política. El foro otorga especial importancia a las políticas sociales. Aburto, diputado foral de Acción Social en Vizcaya, es el responsable de este área y explica las líneas estratégicas, muchas de ellas inspiradas en sociedades de países como Dinamarca, donde estuvo el propio Aburto, que quedó gratamente sorprendido de su funcionamiento.

La familia es uno de los pilares. Entre las propuestas del PNV destaca la prolongación de la baja por maternidad durante el tiempo suficiente para que la natalidad sea beneficiada. Asimismo quiere mejorar la política que garantice el acceso a las guarderías para conciliar la vida laboral y familiar.

Aburto insiste en la necesidad de acercarse a los sectores juveniles, como clave de la Euskadi de 2020 que el PNV se marca como horizonte. Para ello pretende incidir en el problema de la vivienda, quizá el principal quebradero de cabeza de la juventud, y fomentar el empleo como elemento de inserción y participación. Respecto a la política de mayores, el Think Gaur contempla crear una red de servicios por comarcas.

Otra materia de actuación es la cultural, que se centra en buscar una política lingüística integradora y que aproveche la riqueza que supone la convivencia en Euskadi de idiomas diferentes. Aburto cita el modelo de Finlandia, «un país referencia en Educación» donde conviven sin conflictos tres lenguas oficiales (finés, inglés y sueco). «Las señales de las calles están en los tres idiomas y la gente puede hablar en inglés con cualquiera», resalta. El PNV apuesta también por una innovación aplicada a la sanidad, al sector primario y a la empresa. La quinta y última materia es la sostenibilidad. El pilar principal es el fomento de un transporte público sostenible y que dé equilibrio a los distintos territorios vascos.

El Think Gaur ha abierto con estos temas la reflexión más allá del eterno conflicto sobre los sentimientos identitarios en Euskadi, pero sin abandonar tampoco esta cuestión. «El sentimiento de pertenencia a una identidad tiene menos que ver que hace unos años con el sentido de pertenencia a un Estado. Ahora es clave desarrollar una idea de pertenencia a una nación vasca integrada en el hecho europeo», sostiene Aburto.

Los seis meses de trabajo y encuentros sociales han traído como conclusión todas estas ideas. Ahora, los dirigentes peneuvistas las evaluarán y contrastarán con los distintos sectores implicados. Tras la presentación de enero se cierra la primera fase del Think Gaur.

Pero el objetivo de los jeltzales mira más allá. Aburto imagina la Euskadi del 2020 como una sociedad con dos polos en lucha constante: «El individualismo y el compromiso social». «Creo que va a triunfar el segundo, pero para eso debemos generar mucha confianza ciudadana en quien tenga la responsabilidad de gobernar, que crean en la política como instrumento para resolver sus problemas», concluye Aburto, aludiendo al actual alejamiento de la gente respecto a los políticos.

2 comentarios:

iker dijo...

Esto es hacer política. Pulsar la opinión social, reunir a pensadores, contrastar ideas, aplicar modelos de países avanzados, escuchar a expertos, preguntar a la afiliación etc. etc. Y después de todo ello, presentar propuestas creíbles, posibles, claras, tangibles, en el presente y para el futuro, que atiendan las auténticas demandas sociales. Porque el éxito del PNV a lo largo de su historia ha sido ese, contar con la sociedad. TALDE LANEAN INDARTSU EGUNEROKO ABERRIGINTZAN.

Sólo espero que Egibar no lo estropee una vez más.

Gaintxurizketa dijo...

¿No tienen miedo de que la asamblea regional del PNV les ponga de vuelta y media? Por mucho menos han andado por ahí tachando a la gente de española, arrodillada,michelín etc. etc.

Aquí lo que hace falta es abertzales de verdad, como Javier Vizcaya, que siempre ha sido un nacionalista de una pieza, euskaldun e independentista radical, sin flaquezas ni cesiones.