ETA pone en su diana al 'entorno' del PNV

ETA ha dado luz verde a los atentados contra lo que considera el entorno más inmediato del PNV. Según fuentes de la lucha antiterrorista, entre los objetivos señalados por la organización armada se encontraría en primer plano la Ertzaintza, seguida de los empresarios o agentes económicos cercanos al partido jeltzale y las instalaciones del grupo audiovisual vasco EiTB .

Las citadas fuentes sustentan su tesis en la información recabada a Xabier López Peña, alias Thierry , presunto número dos de ETA hasta que fue detenido el pasado 20 de mayo en Burdeos. La hipótesis habría tenido su primera confirmación este miércoles con el asesinato del empresario azpeitiarra Ignacio Uria, simpatizante del PNV, además de copropietario de una empresa implicada en la construcción de la Y ferroviaria vasca.

El trágico historial de ETA ya cuenta entre sus víctimas a personas significadas por su militancia en el PNV, como el empresario José María Korta o mandos de la lucha antiterrorista de la Ertzaintza como Joseba Goikoetxea, Ramon Doral, Mikel Uribe y Genaro Garcia de Andoain.

De momento, ETA no habría decidido dar el salto más allá de ese entorno del PNV, aunque en su debate interno se estaría barajando más seriamente que nunca la posibilidad de cometer acciones directas contra líderes y cargos públicos del partido jeltzale. Las fuentes consultadas creen que hay un pulso en este sentido en el órgano colegiado que dirige ETA, que tras la caída de Thierry y Garikoitz Aspiazu, alias Txeroki, tendrían ya su recambio con Aitzol Iriondo y Jurdan Martitegi.

La bilis contra el PNV era evidente en su comunicado del 5 de noviembre, en el que ETA describió a los integrantes de la cúpula del PNV como enemigos frontales vendidos "por un plato de lentejas al Estado". En concreto, citaba a Iñigo Urkullu, Joseba Egibar y el lehendakari Juan José Ibarretxe como continuadores del "camino españolista de Josu Jon Imaz".

Las investigaciones sitúan en la muga de Bizkaia con Gipuzkoa los comandos más activos de la organización, supervivientes de los reveses policiales asestados en el último año.

objetivos tanteados La colocación de la Ertzaintza en el punto de mira de ETA como modo indirecto de golpear al PNV no es algo nuevo. Tras el período de relativa calma que supuso el último alto el fuego, la Policía autonómica viene siendo objeto de sucesivos atentados fallidos que se han intensificado en el último año.

En septiembre de 2007, apenas tres meses después de romperse la tregua oficialmente, ETA comenzó a dar señales de su intención de atentar contra la Policía vasca con la colocación de un artefacto explosivo en los bajos de un vehículo perteneciente a un ertzaina en Andoain y con la bomba que hizo explosionar junto a la comisaría del cuerpo en Zarautz.

En noviembre del año pasado, ETA buscó la tragedia con un falso aviso de bomba en los juzgados de Getxo que escondía una bomba-trampa contra la Ertzaintza, un intento de despiste que trató de repetir el pasado 21 de septiembre en Ondarroa, cuando con el cebo del lanzamiento de unos cócteles molotov contra la comisaría buscaba atraer agentes hacia un coche-bomba que les esperaba fuera. Entre uno y otro atentado, la caída del comandoBizkaia permitió descubrir planes para atentar contra un furgón policial en plenas fiestas de Getxo.

Pero por su había dudas, ETA también dejó clara su inquina hacia la Ertzaintza en su último comunicado, en el que advertía de que no iba a reparar "en el color de su uniforme, sino en sus acciones", que desde su punto de vista responden a la "decisión" del PNV de "poner a la Policía vasca en contra de este pueblo". "ETA continuará su campaña contra la Ertzaintza hasta que cambie su carácter y actitud represiva. Está en la mano del PNV cambiarlo", indicaba.

La supuesta intención de ETA de atentar contra EiTB se reduciría al parecer a atentados de carácter material contra instalaciones de la radiotelevisión pública vasca. El pasado 4 de julio ya habría dado un aperitivo, al atentar con un artefacto explosivo de entre tres y cinco kilos contra un repetidor instalado en la sierra alavesa de Elgea, una instalación del Gobierno Vasco destinada a trasladar la señal de EiTB y a las radiocomunicaciones de las instituciones vascas

2 comentarios:

kimu dijo...

A lo mejor así algunos "acumuladores de fuerzas" del Partido se den cuenta de que los terroristas de ETA y su entorno no son ovejas descarriadas a los que debemos mostrar el camino para volver al redil. A lo mejor así,algunos "soberanimierdas" del Partido dicen de una vez por todas que de ETA y Batasuna nos separan NO SÓLO MEDIOS SINO TAMBIÉN FINES. Así, con letras grandes y voz clara.

Mi patria Euskadi, no es la suya. Que se enteren de una vez los que dentro del Partido llevan años repartiendo carnets de abertzalismo.

Anónimo dijo...

Los fascistas que ilegalizan formaciones politicas ,torturan,asesinan y roban todo lo que pueden asi como los que les apoyan deben saber que nos separan tanto los fines como los medios y que ni en EAJ ni en la Euskadi que queremos existe sitio para ellos.