Egibar advierte a Otegi de que no existe alternativa posible al PNV con violencia

El PNV quiere marcar una línea divisoria clara ante los intentos de la izquierda abertzale de crear una nueva plataforma con la que concurrir a las elecciones autonómicas. «No hay alternativa posible con violencia». Así de rotundo se expresó ayer el presidente del GBB, Joseba Egibar, quien preguntó al ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, «sobre qué valores pretende construir una alternativa al PNV. ¿Acaso cree que hay alguna alternativa posible en este pueblo con o junto a ETA?».

Egibar participó ayer junto al lehendakari Ibarretxe en un acto político en Zumaia, con motivo del centenario de la creación del ba-tzoki de esta localidad. Nada más comenzar, la intervención del presidente del GBB fue interrumpida por una veintena de simpatizantes de la izquierda abertzale que, carteles en mano, gritaron consignas de «PNV español» o «Euskal Herria no está en venta».

Precisamente, el primer mensaje de Egibar fue dirigido a la izquierda abertzale, que el sábado presentó la plataforma Demokrazia Hiru Milioi, con la que espera poder presentarse a las elecciones del 1 de marzo, y que posteriormente celebró una manifestación en Azpeitia en contra de la moción de censura contra el alcalde ANV.
Egibar entendió que la citada movilización estuvo dirigida «contra el PNV» y señaló que, aunque «es importante tener o no tener una alcaldía» -la moción devolverá el Gobierno de Azpeitia al PNV-, lo «más importante y grave es que asesinen a un hijo del pueblo y el alcalde mire para otro lado. Porque Isaías Carrasco no murió de accidente de tráfico e Inaxio Uria no se cayó de una obra. Fueron asesinados».

El líder jeltzale criticó que «Arnaldo Otegi, que pretende construir una alternativa al PNV, se paseara» el sábado «por Azpeitia criticando» al partido jeltzale. «¿Sobre qué cultura de valores piensan construir, no ya la alternativa, sino la acción política? ¿La vida de una persona no vale nada?», se preguntó. En su opinión, la izquierda abertzale debería dar respuestas a esas preguntas pero «no se atreven» y se «refugian permanentemente en la existencia de un contencioso».

En clave electoral, Egibar criticó la aprobación en 2002 de la Ley de Partidos, con la que PP y PSOE intentan «achicar el espacio» y con la que «vuelven de nuevo» con el objetivo de «quitar al PNV de Ajuria Enea». De cara a estas elecciones, ambos partidos estatales «vienen juntos, vergonzantemente e intermitentemente juntos, aunque les duela que se lo diga». En este sentido, añadió que quien en Galicia «es desplazado» -en alusión al PP- «es desplazador junto al PSE aquí».

En opinión de Egibar, «la razón de Estado lo justifica. La única mancha verde en todo el Estado, que no es roja ni azul -en referencia a las comunidades gobernadas por PP y PSOE- es Euskadi y vienen a borrar esa mancha». Por estos motivos, presentó al PNV como la «única fuerza frente a la estrategia de PP y PSOE».

Por último, el presidente del GBB hizo un llamamiento a los presentes en el acto de ayer en Zumaia para que acudieran hoy a Bilbao, con motivo de la segunda sesión del juicio contra Ibarretxe, López y Ares por sus reuniones con dirigentes de la ilegalizada Batasuna durante la tregua. «Está en juego nuestro futuro», señaló. Frente a las críticas recibidas por el giro en la defensa del lehendakari, Egibar recalcó que no van «en busca de votos, sino de aclaraciones». Por este motivo, defendió la necesidad de dejar claro si el diálogo es «una herramienta legítima» para llevar a cabo un proceso de paz. «Si no es así, estamos acabados», dijo.

Durante su intervención de ayer, el lehendakari apenas hizo referencia al citado proceso judicial. En su lugar, centró su discurso en la «lucha con coraje contra la crisis económica», lo que se ha convertido en su «auténtica prioridad». Ibarretxe apostó además por actuar «con inteligencia para aprovechar la recuperación económica que también va a llegar en el año 2009».

Tras destacar el «liderazgo económico, democrático y político» que representa a su juicio el PNV, remarcó la necesidad de un «liderazgo ético». Por ello, aseguró que «no es posible utilizar la violencia en el siglo XXI. No se puede construir Euskadi con asesinatos, amenazas y bombas. Ahí tenemos que marcar una frontera clara y a ETA tenemos que decirle que deje las armas y la violencia para siempre», insistió. Por último, el lehendakari recordó al ex presidente de Adegi, José Mari Korta, asesinado por ETA en Zumaia. «Por desgracia él no verá Euskadi en paz pero nosotros sí».

5 comentarios:

Kanpaxa dijo...

Egibar les pregunta a los de la izquierda abertzale a ver cuál es su escala de valores. Estaría bien que se hiciera él mismo esa misma pregunta. Que en política no todo vale. Egibar está demostrando que ni tiene sentimientos, ni escrúpulos. Parece una apisonadora salvaje. Pero ¿qué tiene que ver esa escala de valores con la del nacionalismo humanista del PNV?

Anónimo dijo...

Señor Egibar, es qué acaso existe alternativa nacionalista al PNV sin violencia?. Yo creo que no y mejor haría el Señor Egibar en no alimentar posibilidades de eses tipo por lo menos mientras sea afiliado de EAJ-PNV.

arrate dijo...

Me dicen que parecia un jeltzale en su discurso.¿Y que ha hecho este hombre en quince años sino dilapidar la herencia gloriosa de la familia jeltzale?.

Anónimo dijo...

Porfavor publicarme algo

Anónimo dijo...

KANPAXA,ARRATE,ANONIMO, Dejar de hacer el ridiculo.Que duro tiene que ser vivir en el ODIO.