Olano dice que el punto negro de Gipuzkoa es el terrorismo de ETA

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, hizo ayer un balance «muy positivo» de su primer año al frente del Gobierno foral. Sin embargo, lamentó que en Gipuzkoa «existe un punto negro, que no es otro que la existencia y persistencia del terrorismo de ETA».

Olano denunció las recientes acciones de la organización terrorista en Orio e indicó que desde la Diputación trabajarán «para que la violencia de ETA desaparezca de un modo definitivo».

Respecto al primer año de legislatura, destacó su satisfacción por haber «establecido las bases» para los tres años restantes en materias como infraestructuras, políticas sociales y transporte público. Asimismo, afirmó que su «quehacer fundamental es trabajar por una nueva cultura política en el territorio guipuzcoano» entre la Diputación, otras instituciones públicas y privadas, y los ciudadanos. El diputado general no ocultó que los problemas puedan surgir en ese periodo, pero subrayó que «las bases están bien asentadas. Vamos por el buen camino».

En referencia a la reforma del Impuesto de Sociedades, Olano confío en que los socios del Ejecutivo foral, PNV y EA, alcancen un acuerdo en esta materia «sin llegar al último minuto», tal y como ocurrió el año pasado. El diputado general también indicó que no se repetirá «la vía del decreto» utilizada en el Impuesto de Sociedades de 2008. Olano no quiso concretar en qué momento se encuentran las relaciones entre los dos partidos de cara a este asunto, aunque sí confirmó que tanto PNV como EA están limando sus discrepancias en torno al tipo impositivo nominal que se debe fijar para 2008. Aseguró que las conversaciones se desarrollan «en buen ambiente» y anunció que «en este momento existe una labor intensa de relación entre PNV y EA que, probablemente, finalizará antes final de año». «Están abocados a lograr un acuerdo», apostilló.

Por otro lado, el diputado general valoró que los acuerdos políticos alcanzados con las diferentes instituciones en este año «permitirán avanzar en cuestiones, retos y proyectos estratégicos para el territorio».

Entre estos acuerdos, subrayó el alcanzado con el Ayuntamiento de San Sebastián como uno de los logros más reseñables de este primer año. Las dos instituciones acordaron hace dos meses impulsar juntas diecisiete proyectos estratégicos para el territorio guipuzcoano, entre los que destacan la construcción de la estación central de autobuses de Atotxa, la ampliación y rehabilitación del museo San Telmo o la ampliación del Palacio Kursaal.

4 comentarios:

txantxiku dijo...

La nueva cultura política que Olano ha definido en la Diputación de Gipuzkoa es la de la mediocridad, la de no hacer nada, esconderse debajo del ala y regalarle a Odon la Diputación y San Sebastián. Menudo panorama para los nacionalistas serios!

halanekarri dijo...

Resulta que ahora para Markel ETA es un punto negro. No me olvidaré la de veces que desde lo de Lizarra le he visto inhibirse en relación a este tema. Siempre ha sido prioritario llevarse bien con los de ANV. ¿Por qué Markel igual que Joseba, no aplaude en los mítines del partido cuando el orador de turno, Josu Jon, Iñigo..., critica a ETA y a HB?

Anónimo dijo...

Hace ahora un año, el Diputado General platicaba sobre la necesidad de generar una "oleada" social en contra de ETA.Además de haber hecho bien poco con respecto a este tema, Markel Olano se deja acompañar en la foto por la flamante Diputada de Presidencia, Edurne Egaña,que todavía no ha bajado de la nube de satisfacción en la que se subió cuando un voto de EHAK (representante de esa izquierda radical cuya vaguardia es ETA) posibilitó que saliera adelante la Ley de Consulta.

Anónimo dijo...

SI el punto negro de Gipuzkoa es ETA, ¿por qué aceptamos en voto dispuesto por ETA en el Parlamento vasco a favor de la consulta? ¿Acaso queremos que el punto negro nos absorba?