Zapatero convierte la derrota electoral de Ibarretxe en su máxima prioridad política

José Luis Rodríguez Zapatero tiene una prioridad para esta legislatura: hacer que el Gobierno Vasco cambie de manos. El jefe del Ejecutivo, enfundado en el traje de secretario general del PSOE, reconoció ayer que éste se ha convertido ya en su principal objetivo político. Hacía años que los socialistas no se veían tan cerca de ganar unas elecciones en el País Vasco como ahora. «Patxi López -se vanaglorió el líder del partido- representa hoy la esperanza no sólo para los que se sienten socialistas; es la esperanza para muchas personas que han podido votar nacionalista».

La apuesta de Zapatero era ya sabida. Lo llamativo fue el escenario elegido para hacerla explícita. No fue en ninguna localidad vasca sino en Barcelona, durante su intervención en el congreso del PSC. Ante centenares de militantes catalanes, alabó la figura del líder de los socialistas vascos, presente en el acto, y afirmó que es un referente tanto para quienes «quieren mantener la vinculación con el conjunto de España» como para quienes se sienten más próximos a una ideología nacionalista.

«Saben que con él -dijo- la identidad de Euskadi está garantizada». Zapatero hizo además alusión a la Ley de Consulta de Ibarretxe, por primera vez tras el recurso ante el TC. Acusó al lehendakari de hacer «críticas y más críticas» para buscar la confrontación con una ley que calificó de mera «plataforma partidista». «Algo que implica a todos -subrayó- no puede ser el resultado de una iniciativa con empecinamiento»

3 comentarios:

gorka dijo...

Si pero en lugar de poner al partido a trabajar en la victoria electoral le tenemos a Ibarretxe trabajando todo el dia para que se hable de algo que solo le interesa a el y a su equipo y a Urkullu sin saber una palabra de ingles vendiendo humo.No entiendo nada.Esto o es un suicidio o lo parece.

Anónimo dijo...

Con ese candidato ya nos demuestran los socialistas lo poco que respetan a Euskadi: un tío sin oficio ni beneficio, sin estudios, sin nada que aportar en la "mochila" vital. Menudo panorama que tenemos por delante. Si éstos acceden a la Lehendakaritza junto a sus "socios ocultos" del PP vamos a retroceder hasta el año 78, y si no al tiempo. De poco va a servir la sentencia europea sobre el modelo fiscal vasco y el Concierto económico, ya que lo veremos desaparecer en aras de una mayor "solidaridad entre los pueblos de España".

Por otro lado, Zapatero no tiene otra cosa que enseñar: la economía que ha desarrollado España basada en el ladrillo ha hecho crack y dudo mucho que se recupere ese modelo en los próximos 10 años. Así que sólo les queda la industria. ¿A que no os imagináis qué empresas industriales van a ser las más afectadas por la "deslocalización estatal"?

Anónimo dijo...

Esto no es novedad. Muchos del partido quereis lo mismo.