Urkullu anuncia una respuesta conjunta del tripartito y Aralar y excluye la presencia de EHAK

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, anunció ayer una respuesta conjunta del tripartito y Aralar frente a la decisión del Tribunal Constitucional, pero descartó la presencia de EHAK en estas iniciativas. La formación de izquierda abertzale, que dio un voto crítico decisivo para aprobar en el Parlamento Vasco la Ley de Consulta del lehendakari, quedaría así excluida de las reuniones para perfilar las movilizaciones de protesta, pese a que Aralar había pedido su presencia.

Urkullu, que en el momento de realizar estas manifestaciones desconocía la decisión definitiva del Constitucional de admitir a trámite la impugnación, aunque era más que previsible, anunció «pronunciamientos» en contra. No obstante, no quiso concretar las posible acciones que adoptarán, subrayando la necesidad de atenerse a los tiempos y el calendario, tanto si las reacciones son institucionales como políticas. En este sentido, consideró que corresponde también al Parlamento Vasco «analizar el posible recorrido que como institución tenga ante la impugnación de una ley aprobada por una mayoría absoluta, legal, legítima y democrática».

El PNV, además, y en la línea de lo defendido por el Gobierno Vasco, espera que el TC entre al fondo de la cuestión y se pronuncie antes del 15 de septiembre. De no hacerlo, «lo que entenderemos es que hay una decisión política, no basada en razones jurídicas, de impedir que la sociedad vasca se pueda pronunciar», aseguró.

En todo caso, reconoció que no tienen «muchas esperanzas en lo que sea el pronunciamiento del TC, estando compuesto como está compuesto el TC y actuando como parece que actúa a directriz del presidente del Gobierno español».

Por su parte, el secretario de comunicación de EA, Mikel Irujo, apostó por llevar al Consejo de Europa el tema. Irujo señaló que la decisión del TC es «un trámite ordinario y algo que ha sucedido muchísimas veces» pero que no por ello «hay que restarle la gravedad que supone».

El portavoz de EB, Mikel Arana, teme, por su parte, que los jueces adopten una decisión final sobre el proyecto del lehendakari «en función de los intereses del Gobierno de Rodríguez Zapatero». Mientras, el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, defendió que la defensa de la Ley de Consulta debe recaer en el Parlamento Vasco, para hacer una defensa «unitaria».

1 comentario:

idoya jauregizar. dijo...

Menos viajes que solo le interesan a los tuyos y mas liderar al partido.Esto es solo una huida hacia delante.